Santa Orosia y descenso de Lárrede

Esta ruta circular de BTT comienza saliendo de Sabiñánigo por carretera hacia Yebra de Basa.
En este pueblo iniciamos la subida por una pista con muy buen firme hasta las praderas donde se encuentra la ermita de Santa Orosia, de gran devoción en la zona.
Existe también una ruta de senderismo que parte del mismo pueblo y sube hasta esta ermita por un precioso barranco, encontrando por el camino otras ermitas más pequeñas que se recorren en romería el día del santoral de la patrona. Sobre una de estas ermitas se precipita una cascada y es común ver buitres revoloteando por la zona.
Es una ruta preciosa que ya hicimos andando el año pasado, alargando hasta la cima del monte Oturia. Aquí podéis ver el vídeo que preparó David entonces.
Pero esta vez subimos con las bicis así que continuamos por la pista...
Al llegar a Santa Orosia, hacemos una parada para descansar y refrescarnos en la fuente, ya que ahora nos espera la parte más dura de la ruta.
Continuamos ascendiendo en dirección al monte Oturia, que iremos bordeando por una pista cada vez más empinada y a tramos en peor estado.
Al llegar al punto más alto, encontraremos un cierre para el ganado que debemos pasar y continuar por una pista de tierra y algo pedregosa donde se hace algo incómodo pedalear. A cambio, tenemos unas vistas estupendas.
Pasado este tramo, la pista comienza a descender y aquí comienza la parte más técnica y también más divertida de la ruta.
Hay un sendero que va cortando la pista y se divide en cuatro tramos. Nosotros hicimos el descenso íntegro por este sendero, pero conviene avisar de que no todos los tramos son igual de ciclables.
La primera parte y también la última son algo técnicas, pero totalmente ciclables y muy divertidas, serpenteando entre árboles. Pero las dos partes intermedias, que son cortas y con mucha pendiente, se encuentran en muy mal estado por las lluvias del último invierno. El sendero está roto y con grandes surcos que hacen muy difícil no echar pie a tierra. Si no queremos que nos pase esto, es muy fácil evitar estos dos tramos continuando por la pista y volviendo a retomar el sendero en la parte final.
Este último tramo de sendero es una auténtica gozada, estrecho y juguetón. Poco después de pasar cerca del despoblado de Casbas, va girando en dirección sur, llevándonos hacia el pueblo de Lárrede, donde finaliza el descenso a los pies de la imponente Torraza.
Desde este punto, solo nos queda coger la pista que nos lleva hacia Aurín y Sabiñánigo.
Atención y precaución al pasar el río Aurín, ya que, dependiendo de la época del año, podemos encontrar un mayor caudal que nos ponga las cosas difíciles.
Esta vez era agosto y lógicamente no tuvimos problemas para cruzar, pero en otra ocasión que era invierno y bajaba bastante agua, tuvimos que salir a buscar el paso por carretera.
Una ruta bonita y variada, para repetir.

***

Distancia
33 km
Desnivel
+1000 m
Dificultad
Ruta de dificultad moderada, hay algunos tramos duros en subida y algún tramo técnico en bajada, sin ser nada excesivo. Los peores tramos de sendero se pueden evitar fácilmente por pista, si se quiere. Como se ha señalado, poner precaución al paso del río Aurín, teniendo en cuenta las épocas de mayor caudal.




Comentarios

Entradas populares de este blog

Castillo de Acher (2384 m)

Y griega de Bujaruelo: Valles de Otal y Ordiso

Una semana en Toulouse