Valle de Sorrosal

Ruta realizada en agosto de 2018.

Hacía tiempo que quería visitar el Valle de Sorrosal, cuya entrada me había llamado la atención las veces que habíamos pasado en coche por Linás de Broto de camino a Ordesa.
Buscando información en internet, vi que se trataba de una ruta sencilla y decidí reservarla para hacerla en solitario algún día que David tuviera otros planes.
El día que hice la ruta, el cielo amaneció cubierto de nubes y descargó algunas tormentas a primera hora, pero como habían anunciado que el tiempo mejoraría a lo largo de la jornada, decidí comenzar la caminata bajo la lluvia y confiar en las previsiones. 
Afortunadamente las previsiones se cumplieron y al cabo de una hora de marcha pude quitarme la ropa impermeable y disfrutar de una bonita y fresca mañana de verano, aunque las nieblas que se asentaron en las cumbres afearan algo las vistas en las zonas altas.

***

El Valle de Sorrosal es un valle tranquilo y bucólico, un hermoso barranco surcado por el río del mismo nombre que mucha gente conoce porque aguas abajo se precipita formando la cascada de Sorrosal en el pueblo de Broto. A lo largo del recorrido aguas arriba encontraremos varios puentes y cascadas, praderas, bordas y refugios que hacen muy amena la caminata, mientras en la cabecera del valle podemos contemplar las imponentes montañas de la sierra de Tendeñera. De hecho, este camino sirve de aproximación para atacar algunas cumbres cercanas, como el monte Litro o las Peñas Tendeñera y Otal.
Al pasar la localidad de Linás de Broto en dirección a Broto, en una curva a mano izquierda se ve claramente una explanada donde se puede dejar el coche y donde encontramos un panel informativo sobre la ruta.
A nuestra izquierda (margen derecha del río) tomaremos un camino, empedrado al principio y sendero de tierra después, que comienza junto a un cartel con la indicación "Soaso". 
Este camino nos llevará sin pérdida remontando el río, encontrando al paso varias cascadas y los puentes de Sarecho y A Pasata.
Poco después de pasar este último puente, podemos girar a la derecha y tomar la pista que continúa ascendiendo en dirección a los refugios de Planas D'Abozo y La Faja; o bien, podemos girar a la izquierda y atravesando el barranco por el cae una bonita cascada (tener en cuenta el caudal de agua, en agosto era factible), continuar la ascensión por una ladera herbosa con un sendero que se intuye fácilmente hasta alcanzar el refugio de La Faja.
Yo decidí tomar esta segunda opción y reservar la pista para la bajada en mi camino de regreso.
Al llegar al refugio de La Faja, el valle de abre en un paisaje de prados alpinos con la sierra Tendeñera de fondo y el río Sorrosal precipitándose en pequeñas cascadas escalonadas. Una lugar de gran belleza.
Hago una parada para comer algo, mientras charlo con unos montañeros que están acampados en el refugio y que parten en ese momentos hacia Peña Tendeñera.
Continúo caminando un poco más remontando el barranco de Soaso para hacer algunas fotos del espectacular circo de montañas que me rodea, aunque la niebla no deja asomar las cumbres.
Ahora solo queda regresar al refugio de La Faja y tomar la pista que nos lleva primero al refugio de Planas D'Abozo (cerrado) y continúa bajando por la margen izquierda del valle. Por el camino, encontramos algunos parajes que invitan a sentarse un rato y contemplar las vistas.
La bajada por la pista resulta más aburrida y, al llegar al final de la misma, tuve que caminar un tramo por la carretera para regresar a la explanada donde había dejado el coche aparcado.
Dado que caminar por esta carretera puede resultar peligroso, yo recomendaría dejar la pista a mitad de bajada y cruzar a la otra margen del río por el puente Sarecho, para retomar así el bonito camino por el que hemos subido antes.

***

Distancia
16 km
Desnivel
+600 m
Dificultad
Ruta fácil en las condiciones que se detallan, verano y buenas condiciones climatológicas.
Al tratarse de una ruta circular con varios puentes que comunican ambas márgenes del barranco, podría ser una ruta adecuada para hacer en familia, acortando si se desea la distancia. 

Comentarios

Entradas populares de este blog

Castillo de Acher (2384 m)

Y griega de Bujaruelo: Valles de Otal y Ordiso

Una semana en Toulouse