Balcón de Pineta y Lago de Marboré

Ruta clásica en Pirineos y muy concurrida en verano, cuando no reviste mayor dificultad que el desnivel a superar. De hecho, tanto la subida como la bajada se hacen bastante duras, ya que en 8 km nos enfrentamos a 1500 m de desnivel. 
El paisaje es espectacular y muy variado, comenzando por un tupido bosque y terminando en alta montaña a los pies del glaciar del Monte Perdido y Lago Marboré.
Las vistas desde el Balcón de Pineta sobre el valle son excepcionales.
En esta zona pudimos ver además muchas flores de Edelweiss.
Volviendo la vista atrás para contemplar la dura subida que acabamos de superar.
La bajada no será menos dura... al final se hace larga y fatigosa.
Últimos metros antes de alcanzar el Balcón de Pineta. De pronto giras la cabeza y te encuentras con el glaciar del Monte Perdido ante tus ojos. Cuando estás ahí por primera vez, como era mi caso, no puedes reprimir una expresión de asombro.
Quienes han conocido los glaciares del Pirineo en tiempos mejores, podrán apreciar claramente su imparable retroceso. Quedan 19 glaciares en el Pirineo y el del Monte Perdido se encuentra entre los 4 considerados "grandes". Imagináos el estado de los demás, prácticamente convertidos en heleros, aunque se siguen considerando glaciares mientras se registre movimiento en su masa de hielo.
Al llegar al Lago de Marboré, David alargó un poco la ruta subiendo a visitar el Refugio de Tuca Roya, mientras yo le esperaba en el lago contemplando el paisaje y refrescándome un poco en sus gélidas aguas (apenas la punta de los dedos de los pies y casi se me congelan).

La ruta la hicimos por la mañana y después de comer, ya que nos habíamos desplazado bastantes kilómetros con el coche para llegar a este valle, no quisimos perder la oportunidad de visitar el Ibón de Plan, también conocido como Basa de la Mora. Aunque después de la caminata de la mañana ya no teníamos muchas ganas de andar y preferimos pagar los 3 € que cuesta usar la pista forestal para subir en coche desde el pueblo de Saravillo al Refugio de Lavasar. Desde allí hasta el ibón no hay más que un tranquilo paseo que, juntando la vuelta al ibón, no llega a 5 km.
Encontramos el ibón muy bajo de agua, pero aún así nos gustó mucho el paisaje y lo encontramos bastante solitario por se última hora de la tarde. 

Aquí os dejo los tracks de WIKILOC de las dos rutas:



Y también el VÍDEO que grabó David para su canal de Youtube:


Espero que os guste.








Comentarios

Entradas populares de este blog

Pico Anayet (2574 m) y Punta O Garmo (2555 m)

Les plus beaux villages de France

Marcha del Norte - Primer dorsal del año y trofeo